La mezcla perfecta entre cocina e inclusión social y laboral. Así se resume la III Gala Solidaria Club Inclucina. Sobre el escenario, siete alumnos y alumnas de Atades junto con siete cocineros, elaboraron las tapas y platos que practicaron en los talleres a lo largo de varias semanas.

Durante unas horas muy emotivas, y ante cientos de personas, la última prueba a la que se enfrentaron fue en directo. En orden y ya sin vergüenza ni miedos, salieron al escenario para mostrar su periodo de aprendizaje.

En una gala que se desarrolló en dos partes, las siete parejas mostraron, no solo la técnica que habían aprendido, sino la compenetración que habían ido ganando a lo largo de las semanas.

En el primero de los turnos, Saioa Beltrán elaboró junto al chef David Boldova, de Novodabo, unos "Macarrons de boletus y queso"; tras ellos fue el turno de María Jesús Carrero y de los cocineros Luis y Javier Carcas, de Casa Pedro, quienes crearon un "Salmorejo de remolacha". Por su parte, Carlos Uruén culminó la primera parte cocinando junto a Manolito Barranco, del restaurante Quema, una "Pizza crujiente de berenjena, champis y longaniza".

Ya en el segundo asalto, Natalia García junto con José Ignacio Acirón, de La Bastilla, elaboraron ante los presentes un "Tartar de Tomates secos de Caspe con sardina ahumada".

Tras ellos, Raquel Martelés y Daniel Martín, de TRYP, cocinaron unos "Raviolis de tocino ibérico con crema de guisantes"; Orlando Tobajas, de El Cachirulo, bajo las órdenes de Huzifa Ashfaq, elaboraron un "Gazpachelo de Cigalas con patata trufada y ali olli de manzana" y, por último, Victoria Sebastián mostró sus dotes culinarias creando unas "Texturas de calabacín mejillones en escabeche y nitro-palomitas de queso" con la ayuda de Franchesko Vera, propietario de Gamberro.

Entre medias, el “Chef Mostachó” enseñó a los presentes a hacer una ensalada con una canción que divirtió a todo el público. La gala de 2018 contó con tres invitados muy especiales, encargados de presentarla y conducirla: Lourdes Plana, Embajadora del Club Inclucina y directora de Madrid Fusión; e Íñigo Lavado, Padrino Club Inclucina 2018, chef del restaurante Singular Food de Irún y presentador del programa “Cocinando emociones” en Teledonosti; y Kike Lera, actor y humorista metido en el papel de el “Chef Mostachó”.

En la Gala Solidaria, cuya recaudación se destinó a la construcción del nuevo colegio San Martín de Porres de Atades, también participaron otros usuarios con discapacidad intelectual: enseñaron a los asistentes que no era necesaria la visión para pintar un cuadro, que de la alfarería podía salir un arte muy singular y que la comida, como los huevos, podían ser un gran material para realizar cuadros.

La gala, que fue un éxito, mostró a todo el mundo que la discapacidad se podía convertir en algo sin importancia ya que, “todos somos especiales en algo”, como dijo Íñigo Lavado.

A partir de ese momento, muchos de estos alumnos se fueron a su casa con el deseo de convertirse algún día en maestros cocineros.